Recientemente, reflexionábamos en nuestro blog acerca de la … ¿Retención de Talento? Hoy queremos compartir algunas ideas a considerar si realmente queremos fidelizar el talento con el que contamos en nuestra organización:

identificar talento

  1. No se retiene por arte de magia, sino como fruto de un esfuerzo consciente y sostenido a lo largo del tiempo y en muchos frentes.
  2. El único activo intangible que predice éxito financiero futuro de una empresa es su índice de retención de personas clave.
  3. Los parámetros que motivan a emprender medidas pro retención son los mismos que a contrario sensu -identificados y gestionados de manera adecuada- podrían incrementar el talento disponible y su compromiso.
  4. Los indicadores de rotación y sus derivados son una excelente aproximación a nuestra capacidad de retención.
  5. Sin los números, ratios e índices sobre personas el Director de RRHH estará ciego, pero sólo con ellos -sin información y conocimiento cercano de la gente- también lo estará.
  6. Los cinco ítems de cuestionarios de satisfacción que mejor predicen retención son: “Se lo que se espera de mí en el trabajo”, “Dispongo de los recursos necesarios para realizar correctamente mi trabajo”, “Tengo suficientes oportunidades cada día para demostrar lo que valgo profesionalmente”, “En los últimos siete días he recibido algún reconocimiento por el trabajo bien hecho” y “Mi jefe directo demuestra tenerme en cuenta como persona”.
  7. Un 75% de las razones de la rotación voluntaria tienen que ver con factores que están bajo la influencia del jefe directo.
  8. Retener significa crear las condiciones que hacen posible que los diversos cálculos racionales individuales de si merecen la pena quedarse en la Organización se inclinen hacia esta opción frente a la de irse (sobre todo los cálculos de la gente que nos interesa que se queden).
  9. Tenemos información que nos habla de causas y de necesidades de mejora de nuestra capacidad de retención y hemos de seleccionar en vista de ella soluciones con impacto y planificar adecuadamente su implantación.
  10. Optemos por las medidas de mejora de la retención que posean el más alto ROI (retorno de la inversión).

Seguro que se le ocurren muchas otras ideas y reflexiones sobre el tema. ¿Las compartimos?