Inspirar a los miembros del equipo es una necesidad fundamental, un requisito necesario para optimizar su desempeño y su fidelización. La buena noticia es que no se necesita ser un orador profesional para conseguirlo. Estas son algunas ideas que nos ayudarán a conseguirlo:

  • Sea un modelo de valor. Cuando los mandos intermedios muestran valor, esto inspira a otras personas a hacer lo mismo.
  • Asuma una postura. Comparta su perspectiva y muéstrese abierto. Los directores más inspiradores tienen una visión sólida sobre cómo deben ser las cosas. Liderazgo
  • ¡Rechace la política! Muchos de nosotros estamos hartos de la política, y seguiríamos y respetaríamos gustosamente a líderes que hablaran de manera más clara y sincera, incluso si no siempre estamos totalmente de acuerdo con ellos. Los discursos vacíos resultan nauseabundos.
  • Escuche más, hable menos. Muestre a sus empleados que usted valora las aportaciones y la colaboración. Esto también se aplica a sus homólogos. Muestre a los miembros de su equipo que usted respeta e incluye a sus semejantes.
  • Supere sus objetivos y no descanse hasta que lo consiga. Los líderes que se siente satisfechos con el desempeño mediocre (aun si pueden demostrar que no es su culpa) son poco inspiradores. Las personas quieren trabajar para directores exitosos.
  • Póngase en la piel de sus empleados. De hecho, intercambie el puesto con sus empleados de vez en cuando. Muéstreles que usted quiere comprender como es y qué se siente en su mundo. Además, ¡usted aprenderá muchísimo!.
  • Rechace los beneficios exagerados. De acuerdo, usted se ganó el ascenso, pero evite hacer alarde de ello y asuma la postura de rechazar los privilegios que lo separan de su equipo. Piense cómo se sentía usted cuando tenía el puesto de ellos. Trate de compartir los beneficios mediante grandes experiencias como conferencias, formación, ofertas de productos y otros elementos motivadores.
  • Sea el representante de las necesidades de sus empleados ante la alta dirección y con sus homólogos. Tome la iniciativa de mejorar las cosas. Esto comunica su intención de servirles y resulta muy inspirador.
  • Sea la mejor expresión de su estilo único. Todos somos diferentes, así que conviértase en la versión más elegante de usted hasta donde le sea posible. Al igual que un vino de alta calidad, conviértase en la expresión más plena de usted mismo.
  • Déjese inspirar por los demás. Hable acerca de sus modelos a imitar y por qué lo inspiran.

Los líderes poco inspiradores tienen que batallar para lograr que se realice el trabajo. Los líderes inspiradores son importantes para el éxito de la organización debido al efecto que pueden y deben tener en los demás.