La función de cualquier directivo en una organización está en continuo proceso de transformación. A los ya tradicionales comportamientos de administrar y gestionar se le suman otros nuevos que hacen que el éxito de su actuación como profesional dependa de la asunción de una serie de roles que le acercan más a la figura de un líder que al simple mando.

 

De una forma resumida podemos sintetizar las diferencias existentes entre un mando tradicional y un directivo moderno, líder en la gestión de equipos:

 

Cuadro mando liderEste nuevo enfoque en la manera de desarrollar su función hace que el líder deba cambiar el énfasis de su actuación hacia una serie de nuevos paradigmas y modelos que pueden quedar recogidos en la forma siguiente:

 

Cuadro mando lider 2
Uno de los autores que más ha estudiado el tema del liderazgo es Warren Bennis para quien existen una serie de diferencias entre un líder y un mando. Siguiendo con  lo apuntado por Bennis la diferencia que hay entre líderes y jefes es la misma que hay entre los que dominan el contexto y los que se le rinden, se someten y en cierto modo  son víctimas de él. Tal vez ésta sería la diferencia más importante, si bien existen otras, entre las cuales podríamos destacar:

 

Cuadro mando lider 3

Para avanzar en las conductas que aseguran el rol de líder se han de desarrollar una serie de competencias que podrían quedar agrupadas alrededor de tres ejes de actuación o roles principales de un líder y que serían los siguientes según el modelo de Henry Mintzberg:

  • Roles Interpersonales: definir el clima del equipo, ejercitar la función de liderazgo.
  • Roles de información: difunde y transmite información de forma valorativa hacia adentro y afuera de la organización. Hace de enlace.
  • Roles de decisión: asigna recursos, negocia, gestiona anomalías, etc.

 

Este enfoque nos servirá de modelo de referencia para el desarrollo de competencias y habilidades asociadas a estos roles principales. De esta forma se puede avanzar en la mejora o adquisición de aquellas más necesarias para asegurar el éxito de la función de liderazgo.