Periódicamente surgen debates recurrentes sobre la importancia de algún tema para la gestión de personas. En esta ocasión, y tras asistir a una conferencia de esas que califico como todoterreno, quiero compartir algunas reflexiones sobre uno de los conceptos que en ella se trataron: la importancia de la felicidad en el trabajo.

El ponente, con amplia experiencia, nos ilustraba e inundaba con datos múltiples. En cierto momento me llamó la atención su comentario sobre la aparición de la figura del Chief Happiness Officer (CHO) en determinadas organizaciones, las organizaciones de siempre naturalmente… Incluso me sorprendió el dato de que una gran organización como Kimberly Clark había analizado y detectado una correlación positiva entre el incremento de la felicidad de su equipo con la evolución de su cotización en el mercado bursátil. felicidad

Acto seguido una multitud de dudas pasaron por mi cabeza:

  • ¿Tanto estudio para acabar demostrando aquello de que “vacas contentas dan más leche”?
  • ¿Pero no era Rockefeller el que contestó sobre la evolución del mercado bursátil aquello de que “la bolsa subirá y bajará pero no necesariamente en este orden”?
  • ¿Por qué sólo buscan la felicidad en el trabajo aquellos que lo tienen y los que no lo tienen sólo buscan un trabajo?
  • ¿Debe la organización preocuparse de la felicidad en el puesto de trabajo o debe ser el empleado quien la logre o la persiga contribuyendo a ella?
  • ¿Si utilizamos el recurso de la felicidad en el trabajo como estrategia de retención significa que queremos retener a todos o sólo a los mejores?
  • ¿No es más propio de una cultura católica esperar la felicidad en el trabajo y de una cultura calvinista o luterana el alcanzarla?
  • ¿Qué quería decir mi tío abuelo cuando me dijo aquello de “Imagínate si esto del trabajo es malo que hasta te pagan por hacerlo”?
  • ¿Por qué no le dieron un bono a la persona de Hewlett Packard que decidió reclutar utilizando la frase de Walt Disney que dice “Lo importante no es hacer lo que quieres sino querer lo que haces”.