Tanto si usted ha formado parte de la fuerza de trabajo durante uno o 31 años, haga un alto y eche un vistazo a lo que ha sido su carrera. Piense en alguien para quien resultaba difícil trabajar, alguien que, en su opinión, no era un buen líder. ¿Qué era lo que esa persona no conseguía inspirar en usted, sus compañeros de trabajo y su organización para alcanzar el éxito? Identifique aquellas conductas específicas que hacían que tanto este hombre o esta mujer como su experiencia personal con él o ella resultasen decepcionantes. Ahora, piense en alguien para el que haya trabajado y que era un buen líder. ¿Qué era lo que hacía esa persona para que usted, sus compañeroslider de trabajo y su organización tuviesen éxito? ¿Qué aprendió de esa persona?

Usted puede pensar que los atributos clave del liderazgo van más allá de las simples definiciones y los límites de la conducta. Si es así, puede creer que estas características son innatas en ciertas personas, que forman parte simplemente de la constitución natural de una persona. Los atributos tales como el carisma o el amor por hablar en público son sólo parte de la “estructura” de esa persona.

No se puede negar que algunas personas poseen capacidades y talentos naturales, mientras que otras tienen que trabajar para poder desarrollar esas mismas habilidades. Pero, del mismo modo en que una bicicleta jamás podrá alcanzar la velocidad y el rendimiento de un Ferrari, un Ferrari nunca será capaz de igualar la economía en el consumo de combustible que ofrece una bicicleta. Todo el mundo es único; cada uno de nosotros tiene puntos fuertes y áreas para la mejora. Cuando se trata del desarrollo del liderazgo, es muy importante comprender que todo el mundo es capaz de desarrollar las habilidades necesarias para convertirse en un líder.

El desarrollo del liderazgo es un proceso orientado hacia la transición que incluye práctica, feedback y conocimiento de uno mismo. El hecho de desarrollar sus propias habilidades de liderazgo crea un cimiento de habilidades y conductas que, como resultado, hacen que usted sea más eficaz en su trabajo. El desarrollo de habilidades de liderazgo en los demás aumenta la probabilidad de su éxito a corto y largo plazo, y también el éxito de la organización. El liderazgo eficaz es una combinación de muchas cosas pero, fundamentalmente, se trata de la práctica de conductas específicas. El concepto de liderazgo se compone de habilidades y conductas identificables que usted puede desarrollar. El liderazgo incluye las siguientes cualidades:

  • Conocimientos. Los líderes están bien informados en lo que concierne a su sector, profesión y operaciones empresariales. Son capaces de equilibrar este conocimiento con la acción y con los resultados.
  • Pensamiento estratégico. Los líderes pueden crear una visión y metas a corto y largo plazo para conseguir esa visión.
  • Habilidades de comunicación. Los líderes son capaces de comunicar con éxito una visión y una meta claras a fin de crear aceptación y colaboración entre sus compañeros de trabajo. Ellos entienden que, cuando los individuos trabajan juntos, el resultado potencial es mucho mayor que el de cada individuo trabajando solo. Los líderes comunican sus valores modelando conductas para que sean consistentes con sus intenciones.
  • Conocimiento de uno mismo. Los líderes practican la autoevaluación, comprenden quiénes son y están abiertos al aprendizaje permanente.
  • Desarrollo de otros. Los líderes desarrollan a los demás a través de la creación de relaciones que permiten identificarse con los intereses y necesidades profesionales de la otra persona. Esta habilidad permite que los líderes proporcionen recursos que contribuyen al desarrollo de nuevos líderes organizativos y, de este modo, prosigue el ciclo de desarrollo del liderazgo.

El liderazgo está presente en todos los niveles de una organización, con independencia de rango, título, posición o grado. Aunque existen las jerarquías organizativas, todos los empleados pueden realizar contribuciones diarias que demuestran competencias de liderazgo y una comprensión de cómo su rol tiene un papel importante en la organización. Esta filosofía del liderazgo sitúa la responsabilidad de las metas de la organización sobre los hombros de todos, creando una sensación de empowerment y de propiedad. A través del desarrollo del liderazgo eficaz, las organizaciones son capaces de fomentar un mayor grado de responsabilidad en los colaboradores.