El modelo de Liderazgo Centrado en la Acción de John Adair proporciona un gran plan para el liderazgo y la gestión de cualquier equipo, grupo u organización. Es un modelo fácil de recordar y aplicar, y adaptable a la propia situación.

Hay tres áreas principales sobre las que un buen líder debe tener pleno dominio:

Mantener el equilibrio adecuado entre estas tres áreas permite obtener resultados, aumentar la motivación, mejorar la calidad, desarrollar los equipos e incrementar la productividad

Las responsabilidades de un líder para lograr la tarea son:

  • Identificar objetivos y visión para el grupo, propósito y dirección.
  • Identificar recursos, personas, procesos, sistemas y herramientas.
  • Crear el plan para lograr la tarea – entregables, medidas, plazos, estrategia y tácticas.
  • Establecer responsabilidades, objetivos, y medidas, mediante acuerdo y delegación.
  • Establecer estándares, calidad, tiempo y KPI’s.
  • Controlar y mantener las actividades.
  • Supervisar y mantener el desempeño general.
  • Informar sobre los avances hacia el objetivo del grupo.
  • Revisar, reevaluar, ajustar el plan, métodos y metas según sea necesario.

Sus responsabilidades en relación al grupo son:

  • Establecer, acordar y comunicar estándares de desempeño y comportamiento.
  • Establecer estilo, cultura, enfoque del grupo.
  • Supervisar y mantener la disciplina, la ética, la integridad y el enfoque en los objetivos.
  • Anticipar y resolver conflictos de grupo, luchas o desacuerdos.
  • Evaluar y modificar según sea necesario el equilibrio y la composición del grupo.
  • Desarrollar el trabajo en equipo, la cooperación, la moral y el espíritu de equipo.
  • Desarrollar la madurez colectiva y la capacidad del grupo – aumentar progresivamente la libertad y la autoridad del grupo.
  • Animar al equipo hacia objetivos – motivar al grupo y proporcionar un sentido colectivo de propósito.
  • Identificar, desarrollar y acordar roles de liderazgo de equipo y proyecto dentro del grupo.
  • Habilitar, facilitar y asegurar comunicaciones efectivas de grupos internos y externos.
  • Identificar y satisfacer las necesidades de formación del grupo.
  • Dar retroalimentación al grupo sobre el progreso general. Consultar y buscar retroalimentación e información del grupo.

Sus responsabilidades en relación a cada individuo son:

  • Entender a los miembros del equipo como individuos – personalidad, habilidades, fortalezas, necesidades, objetivos y miedos.
  • Ayudar y apoyar a las personas – planes, problemas, desafíos, altibajos.
  • Identificar y acordar responsabilidades y objetivos individuales apropiados.
  • Dar reconocimiento a las personas – reconocer esfuerzo y buen trabajo.
  • Cuando corresponda, recompensar a los individuos con mayor responsabilidad, y estatus.
  • Identificar, desarrollar y utilizar las capacidades y fortalezas de cada individuo.
  • Capacitar y desarrollar a cada uno de los miembros del equipo.
  • Desarrollar la libertad y la autoridad individuales.

En el modelo de Liderazgo Centrado en la Acción los tres elementos – Lograr la Tarea, Desarrollar el Equipo y Desarrollar Individuos – son mutuamente dependientes, además de ser por separado esencial para el rol de liderazgo general.