En la actualidad, las redes de personas informadas que trabajan cruzando las barreras del tiempo y el espacio pueden tomar decisiones bien fundadas y solucionar problemas complicados de una manera que ni siquiera habrían soñado hace unos años. Al reunir a personas con intereses comunes, sin importar su ubicación o el huso horario en el que se encuentren, los medios sofingerciales tienen el potencial de transformar el puesto de trabajo en un entorno donde el aprendizaje sea tan natural como poderoso.

Los Millennials tienen más posibilidades que los miembros de generaciones anteriores de considerar que las herramientas de los medios sociales son útiles en el puesto de trabajo, pero está claro que todos conocemos el poder de las herramientas de los medios sociales para el aprendizaje.

 

Enfrentarse a los críticos y a las objeciones

A continuación se presentan los obstáculos más comunes que puede encontrarse a la hora de implementar los medios sociales y se indica cómo abordarlos.

Nuestra organización nunca adoptará los medios sociales. Las organizaciones suelen ceder en el uso de los medios sociales si adoptan una herramienta empresarial que pueda ser implementada y si se anima a los empleados a que participen. La adopción de los medios sociales para el aprendizaje es un proceso de adaptar y adoptar. Comience a partir de la situación actual de la empresa y desarrolle el proyecto de manera que se adapte a la cultura y el ambiente. No censure los medios sociales porque una o más personas no los comprendan. Aprenda de aquellos que los entienden y los aplican.

Los trabajadores pueden usarlos para decir cosas inapropiadas. Las herramientas sociales suelen estar sujetas a estándares más altos que las herramientas de negocios tradicionales porque son nuevas, y las historias negativas pueden difundirse rápidamente, como si fueran un virus. En lugar de prohibir el uso de las herramientas sociales, es mejor educar a las personas para que sepan cómo usarlas eficazmente para el trabajo. Dichas herramientas son el futuro de la colaboración y el aprendizaje en el puesto de trabajo; por eso, cuanto mejor prepare a las personas para usarlas con respeto y para aplicar las buenas prácticas sociales, tanto mejor.

Las personas pondrán información incorrecta. La información acerca de su organización se filtra

cuando las personas charlan en restaurantes durante el almuerzo o hablan por el móvil mientras viajan en el autobús. Si es usted quien les proporciona un espacio para que sus trabajadores puedan compartir información entre colegas y ser responsables de ello, la mejor información llega a la cima porque muchas personas la habrán evaluado, considerándola útil. Distintas voces pueden ponderar y corregir la información incorrecta. En lugar de querer lograr el control total (que es fugaz), amplíe el círculo de confianza.

Nuestros empleados necesitan formación, no interacción social. El aprendizaje social no reemplaza a la formación. Quizá se solapen un poco y, en gran medida, se complementen, pero el aprendizaje social puede abordar la transferencia de conocimientos en una manera que la formación jamás logrará. “Lo más destacable que se da ahora en la formación y desarrollo en el puesto de trabajo es que hemos atravesado los muros del aula para permitir que expertos y colegas transmitan sus mensajes más cerca del trabajo y de la vida a través de la tecnología”, señala Allison Rossett, catedrática emérita de tecnología educativa de la Universidad Estatal de San Diego.

Estos sistemas hacen que peligre la información confidencial. Organizaciones como la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los Estados Unidos, Wells Fargo y la Clínica Mayo usan los medios sociales, aunque sus datos son altamente confidenciales. El lugar de afirmar que este nuevo enfoque es inadecuado para sus entornos, estas instituciones practican el buen gobierno y recuerdan a sus trabajadores que deben participar en comunidades en línea para compartir información comprendiendo plenamente que asumen la responsabilidad de proteger los datos confidenciales o secretos.

Esto no se puede controlar. En vez de empezar con una política grande y autoritaria que condene el uso de los medios sociales, establezca reglas simples que indiquen en qué momentos las personas deben utilizar determinadas herramientas para comunicar, crear o compartir tipos específicos de información. Facilite que las personas clasifiquen la información que generen. Especifique qué datos y contenidos son apropiados para determinados usos, especialmente, dentro de la compañía.

 

¿Cómo implementar el aprendizaje social?

La mayor parte de las investigaciones sobre mejores prácticas en el aprendizaje social indican que, al implementarlo, usted debe:

  • Empezar despacio.
  • Encontrar a un directivo que patrocine estas nuevas herramientas.
  • Identificar un departamento o área que esté muy interesado en él (la participación es fundamental).
  • Asociarse con las áreas de TIC o de aplicación del reglamento, en especial si usted trabaja en una industria muy reglamentada.
  • Dirigir de manera relajada y flexible.

 

Más desafiante, pero igualmente importante para el éxito, es conseguir la participación de la alta gerencia de la empresa en el aprendizaje social. Los expertos en aprendizaje social describen la importancia de ayudar a estas personas para que comprendan el potencial de esos medios y el poder que representa lograr que los usen en sus organizaciones.

Para lograr que la alta gerencia participe en el aprendizaje social, es necesario posicionarlo adecuadamente en la organización. Es muy importante demostrar cómo el aprendizaje social promoverá los objetivos y las estrategias de la organización. Esto no implica usar un cálculo del rendimiento de la inversión (ROI) tradicional. Requiere que se centre en lo que es importante para la organización, es decir:

  • Mantener el conocimiento institucional.
  • Atraer y conservar a las personas.
  • Hacer planes de promoción.
  • Recuperar a los empleados dispersos.
  • Resolver en colaboración los problemas complejos.
  • Proporcionar un enfoque integrado y holístico para el desarrollo del personal.

 

Si amplía su visión del poder de los medios sociales para transformar su organización, usted obtendrá una gran participación y facilitará un importante traspaso de información, de manera que esté listo para avanzar conscientemente, propiciará situaciones de éxito y dispondrá y ofrecerá una energía renovada para aprender. La clave consiste en empezar allí donde se encuentre, hacer lo que pueda y pedir ayuda. Sobre todo, disfrute aprendiendo cosas nuevas y experimente con las herramientas de aprendizaje social.

Manténgase al día por lo que se refiere a los temas de aprendizaje social e infórmese de qué dicen al respecto líderes de otras empresas.